running-573762_1280

 

Existen muchas ideas, consejos y rutinas que día con día nos compartimos entre amigos y

familiares, una especie de teléfono descompuesto que sólo fomenta malos hábitos o rutinas con

las cuales corremos el riesgo de lastimarnos.

 

El día de hoy les compartimos dos mitos sobre la vida saludable que buscamos romper.

 

Mito #1: Si quieres perder peso sólo tienes que hacer ejercicio.

 

Realidad: El ejercicio es importante y debe ser parte importante dentro de un programa o rutina,

pero si se quiere redefinir el cuerpo, ganar tono muscular e impactar el metabolismo a mediano y

a largo plazo, hay que hacer pesas y con un peso en donde cada repetición cuente. Por cada libra

adicional de masa muscular se pueden quemar más de 50 calorías adicionales a lo que el

metabolismo utiliza en reposo. El músculo es una unidad de consumo de calorías, entre mas

proporción tengamos en comparación a la grasa corporal, mayor calorías quemaremos tanto en

reposo como en actividad.

De igual forma, el mantener una alimentación saludable y constante ayudará en tu desarrollo

corporal, lo cuál nos lleva al siguiente punto.

 

Mito#2: Hay que pasar hambre para bajar de peso o hay que eliminar algún macro nutriente

(carbohidratos, proteínas y/o grasas).

 

Realidad: Hay que comer para bajar de peso. El problema está en la calidad y en el tamaño de las

porciones. Para mantener un metabolismo activo y mayor control de nuestras decisiones,

debemos de comer cada cuatro horas y no omitir ningún macronutriente. Igualmente, hay que

pensar en porciones reducidas y el hecho de saber que dentro de pocas horas vamos a tener otra

comida, ayuda a regular el tamaño de los servicios.

 

El secreto para ser constantes y no dejar de hacer ejercicios:

Tener metas específicas, claras, concretas y a corto-mediano plazo. Pequeños objetivos que

impliquen un reto, pero que sea alcanzables. No es lo mismo decir quiero tener el cuerpo como

alguna celebridad, que decir me voy a proponer esta semana a hacer 20 minutos de rutina tres

veces, o esta semana voy a incrementar mi actividad cardiovascular en 10 minutos.

 

Adicionalmente, hay que tener un plan también claro y definido que nos permita lograr ese

objetivo. Si deseas desarrollar algunas rutinas y no sabes lo que tienes que hacer ni lo que vas a

hacer, no vas a ver los resultados deseados y eso te desmotivará, lo que hará perder el interés y

entrar en ese ciclo de dejarlo todo.

 

Vive Sano, Vive Bien.

vegetables-752153_1920

 

El día de hoy les traemos una receta vegetariana y libre de gluten es rica en fibra y vitaminas A y

C, y baja en calorías, carbohidratos, colesterol, grasas saturadas y sodio. Es apta para diabéticos,

saludable para el corazón y ayuda a mantener un peso saludable.

 

Tiempo de preparación: 15 minutos

 

Ingredientes:

 

Para el aderezo de naranja y orégano:

½ cucharadita cáscara de naranja

½ taza jugo de naranja, de preferencia recién exprimido

¼ taza vinagre de manzana

1 cucharada aceite de oliva extra virgen

2 cucharaditas orégano fresco, picado, o ¾ de cucharadita seco

1 cucharadita Mostaza de Dijon

1/2 cucharadita sal

1/2 cucharadita pimienta recién molida

 

Para la ensalada:

1 ½ tazas pimientos rojos, picado

1 ½ tazas flores de brócoli, picado

1 taza zanahoria rallada

½ taza rábanos, en cubos

1 cucharada cebolla roja, picado

½ taza del Aderezo de naranja y orégano

 

Preparación del aderezo:

Coloca la ralladura y el jugo de naranja, el vinagre, el aceite, el orégano, la mostaza, la sal y la

pimienta en un frasco. Tapa y sacude para combinar. (Rinde aproximadamente 1 taza.)

 

Preparación de la ensalada:

Mezcla los pimientos, el brócoli, las zanahorias, los rábanos y la cebolla en un tazón mediano.

Agrega el aderezo y mezcla hasta recubrir. Refrigera hasta el momento de servir. (Puedes

refrigerar el aderezo extra hasta por 1 semana.)

 

Vive Sano, Vive Bien.

ingredients-for-a-meal-1324588-1598x1069

El día de hoy les compartimos una deliciosa receta para que sigan llevando una alimentación saludable

 

Ingredientes:

• 4 Filetes de Pescado

• 2 Papas

• 1 Cebolla

• 300 grs de Brócoli

• Aceite de Oliva extra virgen

• Sal

• Pimienta Molida

• Vino Tinto

• 200 grs Ejote

• 1 Frasco de Jitomate deshidratado

 

Preparación:

• Ponemos en una bandeja de hornear una cama de papas cortadas en 4.

• Encima de las papas ponemos la cebolla finamente picada, el brócoli y los ejotes.

• Salpimentamos y regamos con aceite de oliva virgen extra los filetes.

• Horneamos la verdura. La tendremos sobre 30 minutos a 180 grados.

• Sobre la verdura ponemos los filetes de pescado.

• Regamos con un poco de aceite de oliva virgen extra y un poco de vino fino. Picar los jitomates

deshidratados y poner encima de los filetes.

• Horneamos a 170 grados unos 20 minutos más , hasta que veamos el pescado tierno.

• Servir.

 

Vive Sano, Vive Bien

vegetables-1560607-1599x1196

El consumo frecuente de vitaminas y antioxidantes se asocia a la prevención de enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, varios tumores así como al mantenimiento de una vida saludable.  Muchas de estas propiedades las consumimos a través de frutas y verduras, pero su paso por la cocina hace que pierdan algunos de sus nutrientes. La fruta ¿pelada o no? Las verduras ¿hervidas, al vapor, a la plancha? ¿En el microondas o en el horno? ¿Conviene congelarlas o no? Todas estas prácticas afectan a los nutrientes de las frutas y verduras de diferente manera.

Un estudio publicado en el «Journal of Food Science» concluyó que llevarlas a ebullición, una de las formas más populares de prepararlas, conlleva una pérdida importante de su contenido de vitaminas y otros antioxidantes. La conclusión principal del trabajo fue que el agua «no es la mejor amiga de la cocina» cuando se trata de preparar verduras y hortalizas.

La cocción puede afectar a las frutas y hortalizas de forma positiva, ya que ayuda al aprovechamiento de ciertas sustancias nutritivas, como los carotenoides, o de forma negativa

debido a que las vitaminas C, B1, B6, el ácido fólico y los antioxidantes se destruyen fácilmente con las altas temperaturas. Otras vitaminas y nutrientes pueden quedar intactas, pero se escurren con el agua, como el glucosinolato, un compuesto anticancerígeno que se encuentra en el brócoli y otros vegetales crucíferos. Otros minerales como el hierro y el calcio o macronutrientes como grasas, proteínas y carbohidratos, así como la niacina y la biotina del grupo de vitaminas B sobreviven a la mayoría de las condiciones de cocción, según la Universidad de Akron.

Consejos para prevenir la pérdida de nutrientes:

  • No cortarlas demasiado porque cuanto más contacto hay con el agua, mayor cantidad de los minerales y vitaminas se pierde en un proceso denominado lixiviación.
  • Emplear tiempos cortos de remojo (en su caso).
  • Los métodos que cocinen al alimento en el menor tiempo posible o cualquier procedimiento que no sumerja al alimento en agua durante mucho tiempo (vapor, microondas, frituras, salteados,etc.).
  • En los hervidos, esperar a que el agua hierva para sumergir el alimento.
  • Agregar bicarbonato de sodio para mantener el color de las verduras y disminuir su dureza, es una práctica poco recomendable porque destruye de algunos nutrientes como la vitamina C.
  • Cocinar las hortalizas «al dente» y enfriarlas lo antes posible.
  • Aprovechar el agua de cocción para elaborar otros alimentos.
  • Pelar y cortar el alimento poco antes de prepararlo y/o consumirlo.
  • Lavar los vegetales enteros y cortarlos después.

Vive Sano, Vive Bien.

paprika-320138_1280

Les compartimos una deliciosa receta en la cual podemos aprovechar el delicioso sabor de los pimientos y la espinaca.

INGREDIENTES

Base:
1/2 kg. espinaca
4 huevos
2 cda. mantequilla
4 cda. queso fresco rallado
sal, pimienta y nuez moscada rallada

Relleno:
1/4 kg. queso ricota
2 cda. leche descremada
1 pimiento rojo pelado y en tiras

Salsa:
1 tz. leche descremada
1 cda. harina
70 g queso edam rallado
1 cdta. perejil picado

PREPARACIÓN

Base
Pase las hojas de espinaca por agua hirviendo. Escúrralas y píquelas finamente. Luego mézclelas con las yemas y la mantequilla.
Sazone con sal, pimienta y nuez moscada. Reserve.
Bata las claras a punto de nieve con una pizca de sal y mezcle con la espinaca. Cubra con papel manteca una lata de 22 por 32 centímetros, con bordes altos. Vierta la preparación y esparza la mitad del queso. Lleve al horno precalentado a 180 °C durante 15 minutos. Retire, eche encima el queso restante y deje enfriar. Desmolde.

Relleno
Licúe el queso con la leche hasta obtener una pasta y sazónela con sal y pimienta. Úntela sobre la base y acomode encima el pimiento. Enrolle y corte en rodajas.

Salsa
Mezcle en una olla la leche y la harina; sazone con sal, pimienta y nuez moscada. Cocine a fuego bajo sin dejar de remover, hasta que tome consistencia. Retire del fuego y agregue el queso. Sirva con el enrollado y decore el perejil.

¡VIVE SANO, VIVE BIEN!

physiotherapy-595529_1920

 

Se acabaron las festividades de diciembre, y entre ellas se encuentra el año nuevo.
Una de las tradiciones de esta fecha son los propósitos de año nuevo y el más común es el llevar una vida más saludable o el empezar a realizar una rutina de ejercicio.

No es secreto que durante estas fechas, las membresías a gimnasios y la compra de equipo para hacer ejercicio es mayor que en otros meses, pero la verdad es que, por más dinero que le inviertas a tu propósito, no se podrá realizar sin el compromiso.

Un estudio realizado por una marca reconocida mostró que de cada 10 personas que se inscriben a un gym, 6 no regresa; el índice es muy alto, ya que existen muchos factores que inhiben la constancia en un entrenamiento físico

Quizá te cueste trabajo convertir este deseo en un hábito y en una prioridad en tu vida, pero la constancia es la clave para hacer de el ejercicio un hábito para toda la vida.
Hacer ejercicio con regularidad te va a permitir estar mejor contigo mismo y en consecuencia ser más feliz.

En Powerfit les compartimos algunos consejos para poder realizar una rutina constante de ejercicios.

    • Levantarte temprano es un factor muy importante ya que las personas que hacen ejercicio en las primeras horas de la mañana son más constantes en el resto de sus actividades.

 

  • El ser realista sirve para evitar grandes decepciones y por lo tanto el abandonar el hábito. Establece metas pequeñas y alcanzables en un principio.

 

 

  • Ten un plan específico antes de empezar, el saber hacia donde vas y por cuanto tiempo ayudará a tener un orden y de esta forma tener un desempeño favorable.

 

 

  • Encuentra alguien con quien compartir este hábito. Puede ser un amigo o un entrenador personal, el chiste es poder realizar tus rutinas de la manera más cómoda posible.

 

 

  • Realiza un seguimiento de tu progreso, esto te mantendrá motivado con respecto a tus rutinas. Quizá tu objetivo sea bajar de peso o simplemente tener una mejor condición física.

 

 

  • Encuentra inspiración o distracción. Si los objetivos de ejercicio no te entusiasman, elige tu actividad favorita e inclúyela en tus rutinas, desde escuchar música hasta ver la televisión.

 

 

  • Recuerda que los pretextos, el “no tengo tiempo” y la falta de ganas, son el principal obstáculo entre tu y tu meta, véncelos usando estos consejos para no faltar a tu entrenamiento y sobre todo, piensa en todo lo que pierdes vs. lo que ganarías por faltar un día y date cuenta si vale la pena.

 

¡VIVE SANO, VIVE BIEN!

vegan-946034_1280

Nadie dice que la comida saludable debe ser aburrida.
Existen muchas alternativas saludables que están completamente influenciada en los alimentos de comida rápida, y en esta ocasión, les traemos una receta que además de ser sana es deliciosa.

El sabor del curry le da un toque picosito al burrito además de cambiar las tortillas por envolturas de col o lechuga romana.
Sin perder más tiempo, aquí tienen la receta de estos deliciosos aperitivos.

 

Ingredientes

    • 2 tazas de pechuga de pollo cocido y deshebrado
    • ¼ de taza de yogurt griego sin grasa
    • 2 cucharadas de mayonesa baja en grasa
    • 1 tallo de apio picado
    • ½ zanahoria picada en trozos pequeños
    • ½ taza de uvas rojas
    • 1 cucharada de polvo de curry
    • Sal y pimienta al gusto
    • Hojas de lechuga romana ( O col al gusto)

 

Método de preparación

Inicia mezclando todos los ingredientes en un tazón grande a excepción de las hojas de lechuga romana que utilizaremos como tortilla.
Deja reposar la mezcla por 1 o 2 horas para que los sabores se combinen y acentúen.

A la hora de preparar los burritos, separa las hojas de lechuga para poder enrollarlas con nuestra mezcla.

Utiliza media taza de ensalada dentro de la hoja, enróllala y córtala a la mitad para servir.



¡Vive sano, vive bien!

soup-greens-869075_1280


Mucha gente tiene la idea de que ser una persona saludable se limita a una buena sesión de ejercicio y la disciplina de mantenerla constante.

Sin quitarle su debida importancia, debemos resaltar el hecho de que una buena alimentación es el pilar de un buen desempeño físico.
De un buen régimen alimenticio podemos conseguir los suficientes nutrientes y carbohidratos que nos ayudarán a sacar el mejor provecho de las rutinas realizadas en nuestro Power Fit.

Mucha gente piensa que mantener una buena alimentación solo ayuda a reducir o mantener el peso, pero los beneficios van más allá, como por ejemplo:

 

• Nos da la vitalidad y la energía necesarias para la vida.

• Nos ayuda a mantener un peso adecuado, de acuerdo a la edad y estatura.

• Estimula el sistema inmunológico.

• Mejora el desempeño deportivo y en general, en cualquier actividad que realicemos.

• Retrasa el proceso de envejecimiento.

• Nos permite estar activos y en forma durante la vejez.

• Ayuda a combatir el cansancio y la fatiga.

• Protege los dientes y mantiene sanas las encías.

• Mejora la habilidad de concentración y los posibles cambios de humor.

• Reduce el riesgo de contraer enfermedades graves como ataques al corazón, ciertos tipos de cáncer, diabetes en la edad madura y enfermedades de la vesícula biliar, entre otras.


El decidir cambiar los hábitos y tomar medidas para comer mejor, sentirás los cambios y serán tangibles los resultados de tus rutinas en menor tiempo.
Lo más importante es tener la suficiente información para realizar un plan alimenticio y acercarte a un nutriólogo para evitar descompensaciones o cualquier problema que a la larga tengan estragos.


¡Vive sano, vive bien!

edamame-hummus-8547_thumb

El hummus (puré de garbanzos) es básicamente la comida perfecta pues está lleno de proteínas y fibra. Puedes untar zanahorias o apio con él cuando estés buscando un aperitivo saludable, o untarlo sobre un sándwich en lugar de usar mayonesa. También puedes untarlo en tu dedo y comerlo solo.

En esta ocasión te compartimos una receta innovadora, un hummus hecho con edamames, ¡Pruébalo! Te va a encantar

Asegúrate de tener dos tazas a la mano.

Ingredientes:

1 (500g) un bolsa de edamame sin cáscara orgánica descongelados (equivalente a 3 tazas)
2 dientes de ajo pelados.
3-4 cucharadas de jugo d limón fresco (yo use 4).
1/4 de taza de tahini.
2-4 cucharadas de agua para diluir según sea necesario
1/2 -1 cucharadita de sal de mar, ó al gusto.
1/4 cucharadita de semillas de cilantro molido (opcional)
1/8 de pimienta.

Preparación:

Si comienzas tu preparación con los edamames descongelados, enjuágalos y déjalos escurrir antes de comenzar, en caso de que estén congelados, comienza colocándolos en una olla a fuego lento hasta que estos se calienten, finalizando enjuáguelos y déjelos escurrir. También puede quitarle la cascara a los edamames conserve un puño de edamames para ponerlos arriba del humus ya terminado.

Agrega dos dientes de ajo y muele todo junto.

Añade el jugo de limón, tahini y el agua hasta que quede suave.

Añadir sal y pimienta al gusto.

Sirve todo en un plato hondo y adorna todo con pimienta recién molida, un chorizo de aceite y los edamames que guardaste hasta arriba, sirve todo acompañado de triangulitos de pita, chips o galletitas saladas.

Asian-Chicken-Salad-with-Sesame-Ginger-Dressing_4

Una de nuestras ensaladas favoritas es la ensalada de pollo asiática. Esta ensalada puede ser una excelente opción ya que es rápida y fácil de preparar.

Ingredientes;

10 oz. de mezcla de lechugas.
3/4 de taza de chícharos.
3/4 de taza de pimiento rojo rebanado.
15 oz. de mandarina.
1/2 taza de zanahorias rayadas.
1/4 de cebolla rayada.
2 pechugas de pollo a la parrilla rebanadas.
sazonadas con aceite de oliva, sal y pimienta y empalizadas con ajonjolí.

Para el aderezo;

1/4 de taza de salsa soya.
1/3 de taza de vinagre.
2 cucharadas de jengibre fresco, picado o rayado.
3 dientes de ajo picado.
2 cucharadas de miel.
1/4 de cucharadita de pimienta.
1 cucharada de aceite de sésamo.
3/4 de taza de aceite de oliva.

Instrucciones.

En un pequeño plato hondo mezcla la salsa de soya, vinagre de arroz, jengibre, el ajo, la miel, el aceite de sésamo de pimienta y el aceite de oliva. mezcla todo hasta que quede bien revuelto.
Calienta el horno a fuego medio-alto.
Sasona las pechugas de pollo con sal y pimienta por ambos lados.
Colócalas en el horno y deja que se doren por ambos lados de 5-6 minutos hasta que tomen un color ligeramente rozado.
En un plato hondo más grande mezcla las lechugas, los chícharos, los pimientos rojos, las zanahorias, la cebolla, las mandarinas, las rebanadas de pechuga de pollo y las semillas de sésamo para decorar todo.
Agrega el aderezo de sésamo de jengibre.