running-573762_1280

Mitos Sobre la Vida Saludable

 

Existen muchas ideas, consejos y rutinas que día con día nos compartimos entre amigos y

familiares, una especie de teléfono descompuesto que sólo fomenta malos hábitos o rutinas con

las cuales corremos el riesgo de lastimarnos.

 

El día de hoy les compartimos dos mitos sobre la vida saludable que buscamos romper.

 

Mito #1: Si quieres perder peso sólo tienes que hacer ejercicio.

 

Realidad: El ejercicio es importante y debe ser parte importante dentro de un programa o rutina,

pero si se quiere redefinir el cuerpo, ganar tono muscular e impactar el metabolismo a mediano y

a largo plazo, hay que hacer pesas y con un peso en donde cada repetición cuente. Por cada libra

adicional de masa muscular se pueden quemar más de 50 calorías adicionales a lo que el

metabolismo utiliza en reposo. El músculo es una unidad de consumo de calorías, entre mas

proporción tengamos en comparación a la grasa corporal, mayor calorías quemaremos tanto en

reposo como en actividad.

De igual forma, el mantener una alimentación saludable y constante ayudará en tu desarrollo

corporal, lo cuál nos lleva al siguiente punto.

 

Mito#2: Hay que pasar hambre para bajar de peso o hay que eliminar algún macro nutriente

(carbohidratos, proteínas y/o grasas).

 

Realidad: Hay que comer para bajar de peso. El problema está en la calidad y en el tamaño de las

porciones. Para mantener un metabolismo activo y mayor control de nuestras decisiones,

debemos de comer cada cuatro horas y no omitir ningún macronutriente. Igualmente, hay que

pensar en porciones reducidas y el hecho de saber que dentro de pocas horas vamos a tener otra

comida, ayuda a regular el tamaño de los servicios.

 

El secreto para ser constantes y no dejar de hacer ejercicios:

Tener metas específicas, claras, concretas y a corto-mediano plazo. Pequeños objetivos que

impliquen un reto, pero que sea alcanzables. No es lo mismo decir quiero tener el cuerpo como

alguna celebridad, que decir me voy a proponer esta semana a hacer 20 minutos de rutina tres

veces, o esta semana voy a incrementar mi actividad cardiovascular en 10 minutos.

 

Adicionalmente, hay que tener un plan también claro y definido que nos permita lograr ese

objetivo. Si deseas desarrollar algunas rutinas y no sabes lo que tienes que hacer ni lo que vas a

hacer, no vas a ver los resultados deseados y eso te desmotivará, lo que hará perder el interés y

entrar en ese ciclo de dejarlo todo.

 

Vive Sano, Vive Bien.

Publicación relacionada
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *